Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Times Square’

De las pantallas de Times Square a Harlem, los fans de Michael Jackson en Nueva York seguían en directo la ceremonia de adiós al Rey del pop transmitidas desde Los Angeles, “para estar juntos”.

“Es un acontecimiento importante, podría haber mirado en casa por televisión, pero quería estar rodeada de gente que siente lo mismo que yo”, dijo Donna Savino, una neoyorquina “admiradora desde los años 70” del cantante.

Llegada temprano a la zona peatonal sobre Broadway, en el corazón de Manhattan, logró encontrar un asiento libre. Lleva una camiseta con la imagen del ídolo muerto brutalmente 12 días atrás. Lleva una foto de él en sus manos y mantiene la mirada hacia la pantalla gigante para no perderse un detalle.

Varias otras pantallas gigantes permiten seguir las ceremonias en Harlem (norte de Manhattan) así como frente a la sede del grupo News Corp del magnate de la prensa Rupert Murdoch, propietario entre otros del canal Fox News.

En Times Square, los admiradores comenzaron a congregarse hacia el mediodía poco antes de la llegada del cortejo con el féretro y los familiares del difunto al Centro Staples de Los Angeles.

Un joven lleva un cartel sobre el que se puede leer “Peter Rey, mira al hombre el espejo”, una alusión a Peter Pan, el personaje ficticio que no quería envejecer, y a una de las canciones famosas de Jackson, “Man in the Mirror”.

“Lo mataron los medios de comunicación”, dice el joven asediado por periodistas y camarógrafos.

“Yo me tomé el día libre y no fui a trabajar”, comenta por su parte Donna Savino. “Y me voy a quedar hasta el final de la ceremonia”, agrega.

Otra mujer instalada a su lado filma a cuatro adolescentes sentados en el suelo, que son sus hijos y primos. “Yo vine sobre todo por los chicos”, dice.

“Mariah Carey y Justin Timberlake van a aparecer, es mejor verlo desde Times Square que desde casa”, comenta su hija Fae Kuhnen, de 14 años, mientras que sus primas Verónica, de 15, y Vincent, de 16, comparan sin vacilar al Rey del pop con Elvis Presley. El Rey del rock también había muerto prematuramente en 1977, a los 42 años, y a sus funerales en Memphis (Tennesee) asistieron miles de admiradores.

“Estamos todos aquí entre gente que quiere conmemorar”, dijo un hombre que vende camisetas, mientras Fae Kuhnen admite que Michael Jackson no es su artista favorito. “Yo escucho a los Cobra Starship”, un grupo de elcetro-rock norteamericano”, dijo.

Anuncios

Read Full Post »

El histórico teatro Apollo de la calle 125 en el barrio de Harlem en Manhattan, ha sido convertido por varios días en un multitudinario velatorio a Michael Jackson, el recién fallecido “Rey del Pop” y que desde el angosto escenario, plataforma de grande súper estrellas internacionales, deslumbró al mundo cuando aún era un niño.
apollojackson

Pero las lágrimas y los recordatorios al intérprete de “Thriller” fueron más allá de ese escenario por donde están desfilando miles de personas de todas las razas y en diferentes lugares de la ciudad como Times Square y el Museo de Maddam Tussed en la calle 42 y avenida Broadway, se apreciaron manifestaciones de dolor y hasta de asombro.

Tributos como flores, retratos, suéteres con la efigie del ídolo, velas, velones, mucha gente con radios escuchando su música, son parte de la simbología que desde Nueva York, están despidiendo a uno de los emblemas más grandes de la música universal desde hace más de 40 años.

Para la mayoría de los concurrentes, con la muerte de Jackson, terminó una era y comenzó un mito y una leyenda. El extrovertido, controversial, excéntrico, pero captador de multitudes que se cambió el color de negro a blanco y pagó por hijos probetas de cabellos rubios y ojos azules, adorado, odiado, rechazado, acusado y vilipendiado, está demostrando de punta a punta en los Estados Unidos, que su legado musical no podrá ser borrado fácilmente.

“Creo que tendrían que pasar algunos 100 años más para que nazca otro Michael Jackson”, dijo la hispana María Taveras que con flores en manos y rostro acongojado, estaba entre los concurrentes al teatro Apollo.

El reverendo Al Sharpton líder negro de la Red Nacional de Acción, recordaba a los medios el emblema que representa Jackson para los estadounidenses y el mundo y mostró una foto en la que aparece junto al también intérprete de “The Men in the Mirror” y “Bad” y en la que también aparece junto a los hermanos del occiso cuando estos acababan de formas el grupo “The Jackson Five”.

Shaprton, lo describió como un representante de la cultura popular. “Fue el rey de la cultura y no voy a permitir que su imagen sea reducida a una especie de show barato, él, fue un verdadero genio porque para crear la música que hizo, no se puede ser una artista de poca monta”, añadió el reverendo.

Las puertas del teatro, estarán abiertas entre 2:00 y 9:00 PM para permitir a sus millares de fanáticos en Nueva York acudir a un homenaje que se ha programado durante dos días. El miércoles, el espectáculo semanal de la sala “Noche de Aficionados” será dedicado al ídolo mundial y comenzará a las 7:30 de la noche con competencias imitando su voz y movimientos.

El sábado último, cientos de ramilletes de flores comenzaron a adornar los alrededores de la edificación. Cientos firmaron al pie de un monumento improvisado. Pero el homenaje, también fue aprovechado como siempre para que vendedores hicieran su “agosto” y miles de CD piratas, camisetas con la foto de Jackson, videos y otros recordatorios, eran expendidos como “pan caliente” en la acera al cruzar la calle 125 y frente al Apollo. Un dominicano, que rehusó identificarse fue visto vendiendo póster con fondo rojo, la foto de Michael y la palabra “Te recordaremos siempre Rey”.

Otro latino, Selder Nova de Queens dijo que pudo vender cinco docenas de CD y DVD con la música de Jackson. Los videos cuestan $15 y los CD $5 dólares. Claire Reese residente en Londres dijo que inmediatamente se enteró de la muerte de Jackson, reservó un vuelo a Nueva York. Dijo que tiene 206 fotos del artista fallecido y mostraba un gigante cartel en el que escribió: “Michael Jackson, el héroe de mi infancia”.

En el mismo escenario donde seré recordado en Harlem, Michael Jackson, se inclinó sobre el ataud de James Brown, otro gran ídolo negro quien fue velado allí y besando la frente del cadáver, lloró ante todos.

Read Full Post »

A miles de kilómetros de Pamplona, en una de las plazas más iluminadas y visitadas del mundo, cuarenta ecologistas han protestado desnudos contra los encierros taurinos de San Fermín. Los manifestantes, integrantes de Personas por la Ética en el Trato a los Animales (PETA), se han tumbado en pleno Times Square de Nueva York pintados de rojo y con banderillas, a modo de denuncia por el sufrimiento de los toros también en el ruedo.
desnudos_time_square

“Esta manifestación pretende mostrar la crueldad de los toreros con los toros y pedir a los neoyorquinos y a los turistas que dejen de visitar Pamplona hasta que cesen estos encierros”, ha explicado la portavoz de PETA Carmen Cusack. Según esta ecologista, “los toros no pueden elegir cómo vivir o morir; sólo son un entretenimento para los toreros y los turistas de Pamplona.

En un silencio que contrastaba con el tráfico y el frenesí de una de las zonas más transitadas de la Gran Manzana, los manifestantes han mostrado pancartas que rezaban “Los toros mueren de forma sangrienta en Pamplona”. “Al quitarnos la ropa, estamos demostrando que nosotros sí podemos elegir, a diferencia de los toros, que son esclavizados y abusados”, ha agregado la activista.

La organización también ha denunciado a través de un comunicado que en los tradicionales festejos de San Fermín se usen “picañas eléctricas y palos puntiagudos” para excitar a los toros. “Los toros son debilitados con tranquiizantes y golpeados, y muchas veces se les unta vaselina en los ojos”, señala PETA en la nota, en la que condena que, tras el encierro, los bovinos sean “atormentados y sacrificados” en el ruedo.

Vanguardia.-

Read Full Post »

La revista de viajes Concierge señala qué lugares sobrevalorados o repletos de turistas hay que evitar y entrega los mejores datos.

1. Cenar en el Times Square
Es entendible la atracción que produce entre los visitantes de Nueva York el Times Square, con sus hipnóticas luces de neón, historia y desenfrenado consumismo. Lo que no es comprensible es que alguien quiera comer ahí en cadenas de restaurantes del tipo Applebee’s, ni menos tomarse una foto con naked cowboy.

Sugerencia: A Times Square la llaman “el centro del mundo”, pero la ONU de la gastronomía está dos cuadras al este, en el famoso Hell´s Kitchen. La Novena Avenida está abarrotada de pequeños restaurantes y picadas, ideales para una rápida comida a precio razonable. Vaya al Pam Real Thai (404 W. 49 th St.) si quiere saber cómo es la verdadera comida de Bangkok o al Meskerem (468 W. 47th St.) si busca una experiencia etíope.

2. Subir al Empire State
¿Conoce esas montañas rusas donde se espera varias horas para hacer un viaje de dos minutos? Subir hasta el tope del Empire State es parecido, no espere, es exactamente como eso, y aunque la vista es espectacular, simplemente no tendrá el ánimo cuando llegue ahí tras largas y variadas filas para los ascensores y comprar el ticket de entrada. Sin agregar a lo anterior el atochamiento para descender.

Sugerencia: Tome esos US$ 20 que vale el ingreso y gástelo en un martini de manzana mientras observa la ciudad desde el piso 65 del Rockefeller Plaza número 30, donde se ubica el glamoroso bar de estilo art decó, Rainbow Room. Incluso, puede llegar hasta el mirador en el piso 70 (foto principal) y sacarles la lengua a los turistas del Empire.

3. Comer un Hot dog callejero
Tal como los taxis amarillos, devorarse un hot dog al paso en los carritos de coloridos quitasoles es, a estas alturas, un clásico de la ciudad. Okey. No toda la comida callejera es mala y en algunos países son tal vez lo más representativo del lugar. ¿Pero está seguro de querer gastar US$ 2 en un lacio pan con salchichas de dudosa procedencia, que han permanecido horas en el agua condimentadas con mostaza fosforescente?

Sugerencia: Nueva York es una de las capitales gastronómicas del mundo y aquí hasta los hot dogs tienen su lado gourmet: vaya a Dogmatic, ubicado en el lado norte de Union Square (26 E. 17 th Street) donde podrá saborear, por US$ 4,50, salchichas de vacuno, pollo, cerdo o cordero, traídas de granjas regionales y hechas a mano, dentro de pan recién amasado y condimentadas con salsas del tipo trufa-gruyére, yogurt-menta o queso-jalapeño.

4. Festejar en Meatpacking District
Esta pequeña área del Greenwich Village, junto al río Hudson, alguna vez fue un lugar de la ciudad famoso por sus decadentes bares y clubes. Ahora, el Meatpacking District hierve los fines de semana con bares, clubes y grupos de ruidosas, blondas, delgadas y tambaleantes chicas. Aunque durante el día es otra historia, con sus muy buenas tiendas de diseñadores y sus calles que atestiguan su pasado de barrio matadero.

Sugerencia: Si quiere diversión nocturna, vaya a Lower East Side. Franqueado por Chinatown, East Village y Soho, es uno de los más entretenidos barrios de la ciudad. Y para los que no temen explorar, Brooklyn se ha transformado en el lugar de moda para festejar de noche.

5. En carruaje en Central Park
Pasear al atardecer en carruaje por este famoso parque puede ser el epítome del romanticismo, pero la verdad es que a esa hora los caballos estarán cansados, el conductor será menos interesante que un talk show de Checho Hirane y avanzará todo el trayecto por avenidas congestionadas, con la imagen de otra carroza frente a la suya y el fresco olor de sus bostas.

Sugerencia: Sin duda que el mejor momento del día para conocer este icono es durante la mañana, cuando no hay mucha gente, los verdes prados están frescos y el ánimo dispuesto para salirse de las avenidas principales. Levántese temprano, vaya a la cafetería más próxima (pídalo doble), entre por la Quinta Avenida y camine hacia el centro del parque como un verdadero local.

Read Full Post »

No importa si el día está soleado o lluvioso, él se para en Time Square a rasguear su guitarra y croar una melodía, vestido solamente con sus botas de vaquero y un calzoncillo ajustado en el que algunas veces inscribe mensajes.
55194971Para muchos, el Vaquero Desnudo es otro actor callejero, y no de los mejores. Pero después de pavonearse diariamente ante grupos de turistas que le dejan dinero, este personaje se marcha a casa convencido de que se ha convertido en “el animador más celebrado de todos los tiempos”.

“Me he convertido en el símbolo más atractivo de la ciudad de Nueva York”, dijo a Reuters el Vaquero, también conocido como Robert John Burck. “Estoy listtua de la Libertad lance su antorcha y regrese nadando a Francia”, agregó.

¿Y qué hay con el edificio Empire State? Ah, eso es una atracción de segunda mano, según el Vaquero.

Además de sus botas de vaquero con espuelas y sus ajustados calzoncillos, el Vaquero, oriundo de Ohio, usa un sombrero blanco de ala ancha sobre su cabellera rubia para las presentaciones que hace en Time Square desde hace tres años.

Con un torso musculoso, este tipo de Schwarzenegger (Arnold) de esquinas deja de cantar y de tocar la guitarra cuando uno de los muchos turistas, en su mayoría mujeres, que lo contemplan quiere tomarse una foto con él.

“El dólar en la bota, no hay espacio en el calzoncillo”, dice cuando el turista no ve el letrero de “propina” inscrito en sus botas blancas. Según el Vaquero, gana entre 700 y 1.000 dólares diarios como promedio.

Burck se para en una islote de peatones en el centro de Broadway y comienza su actuación en medio del ruidoso tráfico de Manhattan, teniendo como fondo los anuncios lumínicos del distrito teatral de Nueva York.

En su página de Internet (www.nakedcowboy.com) este hombre de 32 años cuenta que hace tiempo se fijó la meta de convertirse en el animador más famoso de todos los tiempos. Y a la pregunta de si ha logrado su plan, Burck contesta afirmativamente.

“He trabajado más que cualquier otro animador en la historia mundial”, dijo. “Si no se ha visto, es porque se ha hecho de manera individual”.

Fama individual

Al comparar su fama con la de Jennifer López, Burck dijo: “J.Lo aparece en TV y millones de personas la ven. Yo también aparezco ante millones de gente”. La diferencia, según él, es que sus admiradores lo contemplan individualmente.

La página de Internet de Burck brinda abundantes detalles sobre una carrera que parece haber sido más impulsada por la ambición que por el talento.

Su primera incursión en el mundo del espectáculo fue en 1997, cuando ganó un concurso de radio en Cincinnati. El premio le permitió viajar a California donde apareció como extra en la serie de televisión “Guardianes de la Bahía”. Pero su presencia ante la cámara sólo duró “alrededor de dos segundos”.

Burck tomó unas muy necesitadas clases de vocalización en su Ohio natal, luego su madre le prestó una vieja guitarra y se marchó a Nashville con planes de convertirse en un famoso cantante de música “country”.

Cuando vio sus sueños frustrados, regresó a California para tocar la guitarra a cambio de donaciones en la playa Venecia. El primer día sólo recaudó 1,02 dólar y entonces un amigo le aconsejó que creara algo novedoso.

“Toca en calzoncillos”, le dijo el amigo. “Eso los hará detenerse”.

Al día siguiente, Burck regresó al lugar con botas de vaquero, un sombrero y cubriendo su desnudez con calzoncillos solamente. Así nació el Vaquero Desnudo.

En la actualidad, Burck tiene una maleta llena de calzoncillos blancos de algodón. La mayor parte dice “Naked Cowboy” (Vaquero Desnudo), su marca registrada, en letras rojas y azules inscritas en la parte posterior. Pero durante la guerra contra Irak, se leía en su trasero: “Abajo Saddam”.

“Soy el epítome de lo que es Estados Unidos”, dijo.

“Se trata de una iniciativa personal, de ingenuidad, espíritu empresarial, capitalismo, mercados libres. Esto es lo máximo que se puede hacer en Estados Unidos”, añadió.

Reuters.-

Read Full Post »

Broadway y Séptima avenida se cruzan a la altura de la calle 46 en Times Square, el centro de Manhattan, ese baño de luz y rascacielos que el mítico escritor Jack Kerouac describiera como el nido en el que “despiertan las altas torres de la tierra”.La esquina -una cornucopia de tránsito, sirenas y olores de lluvia y rancios hot dogs, coronada por una gigantografía azul y blanco nupcial que promociona el musical Mamma Mía y que se enfrenta calle de por medio la chica robot del anuncio de Svedka Vodka- es la elegida por Marshall Berman para nuestro encuentro.

Berman, autor de Todo lo sólido se desvanece en el aire, uno de los libros que marcara a fuego a la crítica cultural y urbanística a principios de los ochentas, aguarda reclinado sobre un cantero desierto de flores. Comienza a llover y el hombre, vestido de pantalón aviador y la típica camisa con John Lennon frente a la Estatua de la Libertad, me saluda e inmediatamente propone recorrer la “Plaza Urbana”, este espacio que pocos días atrás la comisionada de transportes de la ciudad Janette Sadik-Khan incrustara como un marcapasos en el corazón de Times Square.

La nueva zona peatonal de más de 5.500 metros cuadrados poblada de sillas y mesitas de colores, que se sumará a los recientemente adicionados 1.500 kilómetros de bicisendas para convertir a Nueva York en una ciudad más amigable y vivible, no sólo ha generado revuelo sino una gran cantidad de preguntas. Entre ellas una que le interesa especialmente a Berman, ¿cómo será la Nueva York del futuro?

On the Town, el trabajo más reciente del autor, tiene que ver con esta evolución. En el libro, Berman construye una historia cultural de los cien años de Times Square, desde sus inicios como centro de entretenimiento hasta su más reciente transformación.

Entre una marea de transeúntes somos pocos los que bajo la escasa lluvia nos animamos a sentarnos en las reposeras provistas por la ciudad. Berman, quien parece satisfecho con el cambio, señala a una muchacha, también sentada, que a pocos metros de donde nos encontramos lee un libro bajo su paraguas.

“El alcalde más amado en Nueva York fue Fiorello La Guardia”, comienza mientras se acomoda la barba descomunal. “Fue el alcalde de la ciudad y de la gente durante los años 30 y los 40. Era parte italiano, parte judío, nacido y criado en el East Harlem. Fue el abogado de los trabajadores y de los diferentes movimientos sindicales. De hecho, se convirtió en una de las voces de la gente común de un modo nunca visto antes en la ciudad. Sin embargo, una de las cosas que hizo y de las que se enorgullecía fue convertir en ilegales a los cafés en las veredas de la ciudad. Se deshizo de cientos de cafés en las aceras pues para él estos cafés eran la encarnación de la maldad, eran decadentes. Eran la manifestación de algo ajeno a Nueva York, podían formar parte de una ciudad ociosa, con gente sin hacer nada, sin trabajar, pero no eran algo digno de esta ciudad. Él decía: “Nueva York no es París, Nueva York no es Venecia, somos una ciudad que trabaja”. Y hoy podemos ver lo ridículo de esta afirmación. Sin dudas, con todo lo bueno de La guardia, esto muestra el costado más reaccionario y provinciano de la izquierda neoyorquina”.

Enamorado de la ciudad “como concepto” Berman asegura que hace ya años que no vacaciona en una playa o en una montaña, y que prácticamente le ha dedicado la vida entera a comprender cómo estos gigantescos conglomerados de gente y tránsito nacen, llegan a su madurez y en algunos casos desaparecen.

“John Lindsay fue alcalde de la ciudad entre 1965 y 1973, y su primera acción de gobierno fue, por decisión ejecutiva, abrir de nuevo los cafés en las aceras”, recuerda. “Su segunda medida ejecutiva fue prohibir el acceso de automóviles a los parques de la ciudad. Central Park se había convertido en una especie de autopista a través de la ciudad. Y él limitó la circulación de autos, y la prohibió por completo durante los fines de semana, con el objetivo de que uno pudiese llevar a su familia al parque y divertirse, correr, andar en bicicleta. Básicamente creó el Central Park que hoy disfrutamos y que muchas veces la gente toma como dado. Nadie recuerda que pocos años atrás el parque era completamente diferente, mucho menos amigable.

(más…)

Read Full Post »

La ciudad de Nueva York decidió echar una mano a los miles de turistas, que en las visitas a Manhattan suelen buscar sus localizaciones cinematográficas preferidas, con el lanzamiento en su página web de una especie de audioguías gratuitas para recorrer a pie varias zonas de la Gran Manzana.

Las ubicaciones de los rodajes más famosos que se han realizado en Nueva York estarán al alcance de los turistas gracias a un servicio de “podcasts” (archivos sonoros descargables) que lanzó hoy el ayuntamiento en su página web.

Lugares tan conocidos como la estación de bomberos donde se rodó “Cazafantasmas” (1984) o los juzgados donde se ambientó el drama de “Kramer contra Kramer” (1979), son ahora fácilmente localizables para quienes se descarguen en sus reproductores de música las dos primeras guías gratuitas que colgó en su página el ayuntamiento.

Concebidos como completas guías para rutas que se pueden recorrer a pie y narrados por personajes ligados al mundo del cine y la televisión, los archivos ofrecen los detalles reales y de ficción de cada localización cinematográfica y televisiva.

Las primeras guías disponibles cuentan con las voces de los actores Julianna Margulies (“Urgencias”, “Los Soprano”) y Matthew Modine (“Weeds”), y recorren el Bajo Manhattan, pasando por barrios tan conocidos como el de Tribeca y por lugares tan emblemáticos como la bolsa de Wall Street.

Por ese recorrido, quien se anime a descargar las audioguías se paseará por lugares retratados en cintas como “Annie Hall” (1977), “Buscando a Susan desesperadamente” (1985) y “Men in Black” (1997), así como espacios y series televisivos de éxito como “Saturday Night Live”, “Spin City” y “Ley y Orden”.

Las rutas elegidas se basan en el libro “Scenes from the City”, de James Sanders, y en próximas versiones ofrecerán paseos a pie por otras zonas de la ciudad, entre las que no faltarán el West Village, Central Park, la estación Grand Central, el edificio de Naciones Unidas y la céntrica Times Square.

Fuente: EFE

Read Full Post »