Feeds:
Entradas
Comentarios
Univisión.- El servicio de ferry fue expandido en Manhattan y en varias localidades de Brooklyn y de Queens, brindando una nueva opción a los neoyorquinos que quieran cruzar el Río Este, anunció el alcalde de Nueva York Michael R. Bloomberg el lunes.

El ferry operará todo el año en el Pier 11, ubicado en el lado Este de la calle 34 de Manhattan. Éste también operará en Long Island City, Queens (entre Manhattan y Greenpoint) y en North y South Williamsburg y DUMBO, en Brooklyn. Durante los meses del verano, los ferries operarán hacia Brooklyn Bridge Park solamente los viernes y hacía Governors Island los viernes, sábados y domingos.

El servicio estará a disposición de los usuarios a partir del lunes 13 de junio y será gratis hasta el 24 de junio. El costo del ferry será de $4 dólares para un boleto sencillo, $12 dólares para un pase de todo el día y $140 dólares para el pase mensual. Este nuevo servicio también ofrecerá espacio para trasladar bicicletas por el precio de $1 dólar. Las máquinas para comprar boletos estarán disponibles en áreas convenientes para los usuarios y agentes autorizados también estarán disponibles para vender boletos en varias localidades de la cuidad.

El ferry estará en servicio desde las 7:00 AM hasta las 9:00 PM de lunes a viernes y desde las 9:00 AM hasta las 8:30 PM los fines de semana. Durante las horas de menos congestión, el servicio operará cada 30 minutos durante el verano y cada 60 minutos durante el invierno. Durante las horas pico, que son aproximadamente desde las 7:00 AM hasta las 9:30 AM y desde las 4:30 PM hasta 7:00 PM, los ferries operarán cada 20 minutos y los pasajeros también tendrán la opción a un servicio gratuito de autobús en la parada de la calle Este 34.

El servicio será operado por la compañía BillyBey Ferry bajo la marca de NY Waterway la cuál es la compañía de ferry más grande que opera en el país. En el momento está transporta cerca de 30,000 pasajeros diario en el puerto de Nueva York.

Anuncios

Hot Dogs a precio cero

Si deseas pasar un buen rato, y comer algo en Nueva York, puedes visitar “Rudy’s Bar & Grill” localizado en el 627 de la 9na avenida dentro de la zona conocida como Hell’s Kitchen (Hell’s Kitchen, también conocido como Clinton, es un barrio de Manhattan, Nueva York. Está delimitado por las calles 34 y 59 al sur y norte, respectivamente; y el Río Hudson y la Octava avenida, al este y oeste.) El lugar no es llamativo ni extravagante, se podría considerar un antro, un bar o cualquier otra cosa. Al principio el sitio te puede resultar impactante, pero después de un par de cervezas puedes irte acostumbrando.

El sitio tiene una pequeña terraza o patio exterior en el cual puedes sentarte al aire libre. La cerveza es la bebida del lugar y ronda los $3 dólares la botella y la jarra unos $7 dólares, pero lo que atrae a los lugareños es la promoción fija y definitiva de que los hot dogs (perritos calientes) son GRATIS e ilimitados. All you can eat, o sea todos los que quieras…

Rudy’s Bar & Grill, abrió en 1933, y fue uno de los primeros en obtener permiso para la venta de alcohol después que la famosa prohibición de la Ley Seca, hubiese terminado. Cuando caminamos dentro de él podemos sentirnos como en los viejos tiempos donde podemos seguir disfrutando de cerveza a buen precio y de todos los hot dogs gratis que queramos junto a una buena compañía.

Diez bailarines mexicanos del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) terminan su participación en la temporada de verano de la compañía José Limón, uno de los grupos de danza contemporánea de Nueva York con mayor reconocimiento en el mundo.

Los mexicanos ejecutaron del 8 al 12 de junio la pieza Missa Brevis, compuesta por José Limón, bailarín originario del estado de Sinaloa, y uno de los coreógrafos más influyentes de la danza moderna.

“Limón (1908-1972) fue uno de los pioneros de la danza. Además, nosotros fuimos la primera compañía que sobrevivió la muerte de su fundador. Y ahora no sólo influimos a través de su obra sino también por la de los coreógrafos que siguen su legado”, afirmó Gabriela Poler-Buzali, directora de la Fundación José Limón.

En entrevista, Poler-Buzali indicó que el proyecto que se concretó en el teatro Gerald E. Lynch del John Jay College, como parte de la temporada de verano de la compañía en Nueva York, fue planeado durante cinco años.

La pieza Missa Brevis fue compuesta por Limón en 1957 con la idea de que fuera ejecutada con 26 bailarines, en tanto que la compañía actualmente consta solamente de 13 elementos.

El grupo de danza entonces reclutó bailarines locales de las 26 ciudades de Estados Unidos en donde montó recientemente la pieza.

Para su presentación internacional, la compañía inició con México, en donde también integró 13 bailarines locales.

Ahora, para la temporada de verano en Nueva York –a cuya gala asistieron el cónsul general de México en esta ciudad, Carlos Sada, además de los empresarios Agustín e Isabel Coppel–, los mexicanos se reintegraron, como un homenaje a las raíces latinas de Limón.

“Pese a haber hecho su carrera en Nueva York, Limón nunca se cambió el nombre y mantuvo su cultura y su herencia a flor de piel”.

“Aún al final de su trayectoria compuso piezas con títulos como La Malinche, donde expresaba sus orígenes”, declaró Poler.

Durante la temporada de verano de la compañía en la ciudad se interpretaron además de las piezas de Limón, obras de Jonathan Frederickson y Jiri Kylián. La participación de los bailarines mexicanos fue copatrocinada por el Instituto de Cultura de México en Nueva York.

Los participantes son James Brenneman III, Víctor González, Gregory Livingston, Marina Eugenia Acevedo, María de Jesús Bautista, Emmanuel Becerra, Israel Chavira y Javier Arath López Ochoa, Nora Margarita Pérez Corona, Citlali Quintero, Roberto Robles, Lizette Marisol Sánchez, Henry Tema González, Oscar Velázquez.

Un año después de la muerte por ahogamiento en una playa de Long Island de la estudiante dominicana Nicole Suriel, el Departamento de Educación decidió cambiar las normas para excursiones estudiantiles a playas y otros lugares de recreación.

En su edición del jueves, el New York Times informó que el Canciller de Educación, Dennis M. Walcott, firmó una orden ejecutiva de emergencia que incluye la modificación de las normas actuales y traza nuevas directrices para las excursiones de los estudiantes, especialmente a las playas.

Walcott ordenó la aplicación inmediata de esos cambios, con el fin de prevenir otras tragedias. “Aunque no podemos cambiar la historia, podemos tomar medidas para prevenir tragedias en el futuro”, dijo el funcionario en una carta enviada a las escuelas de la ciudad.

Las nuevas regulaciones buscan corregir las lagunas que contribuyeron a la muerte de Suriel, quien tenía 12 años de edad y fue llevada a la excursión sin la autorización previa de sus padres.

Ahora se requieren cuatro supervisores adultos en cualquier viaje de los estudiantes que implique nadar y por lo menos un salvavidas de guardia. También que los estudiantes usen chalecos salvavidas.

De igual modo, las regulaciones exigen que ningún alumno sea llevado a excursiones, antes de que sus padres den la autorización y sean debidamente informados por las escuelas.

La estudiante dominicana cursaba el sexto grado en la Escuela Columbia y se ahogó el 22 de junio del 2010, cuando fue atrapada por un oleaje.

ga/am

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció hoy la puesta en marcha de un plan para impulsar la actividad de los medios de comunicación en la ciudad, y crear unos 8.000 puestos de trabajo en los próximos diez años.

Hay un montón de grandes ciudades ahí fuera. Tenemos que asegurarnos de que la gente entiende que hay una razón para crecer, localizarse y quedarse en Nueva York , dijo hoy Bloomberg en una conferencia de prensa en la que ofreció detalles sobre esta iniciativa.

Incluye desde programas de formación para profesionales de medios tradicionales hasta la creación de centros de colaboración entre el sector y las universidades, pasando por concursos para impulsar la creación de start-ups (pequeñas empresas a menudo muy innovadoras y con gran potencial de crecimiento) o de aplicaciones de teléfonos móviles que atraigan la atención de los ciudadanos.

También se impulsarán becas para mejorar la formación de los profesionales y créditos libres de impuestos de hasta diez millones de dólares para modernizar instalaciones y equipos.

Nueva York es la capital mediática del mundo, pero, en este sector que se enfrenta a profundos cambios, es importante que demos algunos pasos para capitalizar las crecientes oportunidades y asegurarnos de que seguimos como líderes de la industria, añadió Bloomberg.

En Nueva York los medios de comunicación emplean a 300.000 personas, lo que supone cerca del 10 por ciento de los puestos de trabajo generados por el sector privado en la ciudad y unos 30.000 millones de dólares en ingresos anuales.

La ciudad es sede de más de 10.000 empresas de comunicación, de las que 29 son de las llamadas de miles de millones de dólares y cerca de la mitad tienen más de 500 trabajadores. Además cuenta con más de 100 universidades y centros de estudios superiores.

Para aumentar los recursos de quienes trabajan en el sector de forma independiente, el Ayuntamiento también planea habilitar a finales de año un centro de prensa en la zona sur de Manhattan, en el que tendrán cabida durante todo el año unos cincuenta profesionales, así como unos 1.850 que acudan temporal u ocasionalmente.

Además, se ha diseñado un programa de formación por el que profesionales de medios de comunicación tradicionales pasarán una temporada haciendo prácticas no pagadas en un medio basado en las nuevas tecnologías.

Aunque las empresas con sede en Nueva York son cerca de la mitad de las revistas, editoriales y cadenas de televisión del país, los medios de comunicación tradicionales está cambiando, explicó Bloomberg al anunciar estas medidas.

En cambio, los nuevos medios están creciendo significativamente: los ingresos por entretenimiento a través de dispositivos móviles, el tráfico del juego por internet, las redes sociales y los contenidos generados por los usuarios tienen un crecimiento medio previsto del 35 por ciento al año, frente al 1 por ciento anual de los tradicionales hasta 2015, según Bloomberg.

Además de crear puestos de trabajo y consolidar la presencia de los medios tradicionales en la ciudad, la intención del alcalde es que Nueva York deje de ser visto como el primer lugar al que la gente joven va a trabajar para adquirir experiencia en una gran empresa, para luego irse a montar su propia start-up en California.

EFE.-

De las pantallas de Times Square a Harlem, los fans de Michael Jackson en Nueva York seguían en directo la ceremonia de adiós al Rey del pop transmitidas desde Los Angeles, “para estar juntos”.

“Es un acontecimiento importante, podría haber mirado en casa por televisión, pero quería estar rodeada de gente que siente lo mismo que yo”, dijo Donna Savino, una neoyorquina “admiradora desde los años 70” del cantante.

Llegada temprano a la zona peatonal sobre Broadway, en el corazón de Manhattan, logró encontrar un asiento libre. Lleva una camiseta con la imagen del ídolo muerto brutalmente 12 días atrás. Lleva una foto de él en sus manos y mantiene la mirada hacia la pantalla gigante para no perderse un detalle.

Varias otras pantallas gigantes permiten seguir las ceremonias en Harlem (norte de Manhattan) así como frente a la sede del grupo News Corp del magnate de la prensa Rupert Murdoch, propietario entre otros del canal Fox News.

En Times Square, los admiradores comenzaron a congregarse hacia el mediodía poco antes de la llegada del cortejo con el féretro y los familiares del difunto al Centro Staples de Los Angeles.

Un joven lleva un cartel sobre el que se puede leer “Peter Rey, mira al hombre el espejo”, una alusión a Peter Pan, el personaje ficticio que no quería envejecer, y a una de las canciones famosas de Jackson, “Man in the Mirror”.

“Lo mataron los medios de comunicación”, dice el joven asediado por periodistas y camarógrafos.

“Yo me tomé el día libre y no fui a trabajar”, comenta por su parte Donna Savino. “Y me voy a quedar hasta el final de la ceremonia”, agrega.

Otra mujer instalada a su lado filma a cuatro adolescentes sentados en el suelo, que son sus hijos y primos. “Yo vine sobre todo por los chicos”, dice.

“Mariah Carey y Justin Timberlake van a aparecer, es mejor verlo desde Times Square que desde casa”, comenta su hija Fae Kuhnen, de 14 años, mientras que sus primas Verónica, de 15, y Vincent, de 16, comparan sin vacilar al Rey del pop con Elvis Presley. El Rey del rock también había muerto prematuramente en 1977, a los 42 años, y a sus funerales en Memphis (Tennesee) asistieron miles de admiradores.

“Estamos todos aquí entre gente que quiere conmemorar”, dijo un hombre que vende camisetas, mientras Fae Kuhnen admite que Michael Jackson no es su artista favorito. “Yo escucho a los Cobra Starship”, un grupo de elcetro-rock norteamericano”, dijo.

Dicen que el dinero no crece en los árboles, pero un supervisor en el Parque Central de Nueva York encontró una vieja billetera dentro de un árbol muerto.

Un carterista robó la billetera de cuero azul hace 27 años. La hallaron en el hueco de un cerezo moribundo cerca del lugar donde a Ruth Bendik le robaron la suya mientras corría la Maratón de Nueva York en 1982.

Bendik, de 69 años, dijo que lo único que faltaba era un billete de 20 dólares. Las tarjetas de crédito estaban ahí, lo mismo que su credencial de estudiante de la Universidad de Columbia y otra de empleada del centro oncológico Sloan-Kettering.

El empleado dijo que encontró la billetera bajo un metro de hojas muertas. La policía reportó el hallazgo a Bendik el día siguiente.

AP.-